La deuda de las empresas españolas alcanza niveles críticos tras la crisis del coronavirus. 
Los indicadores europeos alertan del excesivo apalancamiento de las compañías, que ha provocado, además, una fuerte caída en la captación de capital. Aproximadamente el 60% de la caída de la inversión empresarial en la zona euro se debe a los altos niveles de endeudamiento, según los últimos informes de la Comisión Europea.
Un nuevo esquema como el francésen el que el Estado garantiza carteras de deuda subordinada, muestra cómo se podría orientar mejor el apoyo financiero”. Con este sistema, los largos períodos de moratoria y los períodos de reembolso superan lo que se ofrecería en el mercado y aliviarán considerablemente la carga del servicio de la deuda que enfrentan las pymes en un futuro próximo. Como estos préstamos y bonos estarían profundamente subordinados, las empresas podrían tratarlos efectivamente como acciones